La iluminación en la antigua Roma.


Lampara de aceite 


Hoy en día es fácil dar a un interruptor y ya tenemos iluminación, ¿pero cómo conseguían iluminarse en la antigua Roma?

La iluminación en la antigua  Roma se hacía de  tres maneras:

Antorchas (taedae, faces),

Las antorchas, se obtenían de madera resinosa,al comienzo fueron el  sistema de iluminación más utilizado en los domicilios de la antigua Roma.. Con el tiempo, su uso se reservó para bodas y funerales siendo los más pobres los que las mantuvieron en el hogar.

Velas (candelae).

Las candelas, también de uso muy antiguo, se conseguían  envolviendo en capas de cera o sebo un pabilo vegetal (papiro, estopa, esparto, junco, cáñamo, cuerda con pez, cera o sebo) retorcido en ellas para formar gruesas hachas que resistían y se llamaban funalia o funales cerei o simplemente cerei. Las llevadas un esclavo cuando acompañaba al señor en sus salidas nocturnas y en los triunfos.

Lámpara de aceite  (lucernae).

Con el uso generalizado del aceite, la lucernae fue el sistema de iluminación más utilizado.





Gracias a las excavaciones se han encontrado una gran variedad de formas y diseños de lamparas de aceite empleadas como sistema de iluminación en la  antigua Roma.




Algunas muestran  gravado sobre su base el  el nombre del alfarero, el propietario o el  nombre del emperador, e incluso un nombre comercial. Estas lámparas en muchas ocasiones  eran regalos de año nuevo entre amistades. También las utilizaban  los actores en las obras,y en los rituales religiosos.

Algunos romanos  coleccionaban estas lámparas y su precio solía ser bastante  asequible.

La lucernae  tenían  un depósito de forma circular o elíptica en el  centro había un orificio para rellenarlas de combustible, el asa y la boca por la que salía la mecha.


Podían tener una o varias mechas, hasta un total de doce.Para apagar y extraer la mecha  normalmente se utilizaba unas pinzas pequeñas.



Lucerna romana encontrada en Lorca .



El material más  empleado era  la terracota de color amarillo, rojo, pardo o escarlata, aunque también podían ser de piedra. Muchas veces los discos o asas  aparecen adornados con bajorrelieves representando diferentes escenas: batallas, luchas de gladiadores, escenas eróticas, santuarios, motivos mitológicos, guirnaldas, etc.




Lucerna romana decorada con dos gladiadores


Las lámparas podían ser muy  variadas siendo las partes más comunes:

Un depósito ovalado y hundido para poner el combustible.

Un  pico alargado  en uno de los lados del depósito con un agujero por donde se metía la mecha.

En la superficie que tapa el depósito se encuentra un agujero por donde se introduce el combustible.


Algunas lucernas tienen unos agujeros más pequeños que sirven para dejar entrar el aire y alimentar la combustión.




Con el tiempo se fue  generalizando su uso,y algunas lamparas se  decoraron  con objetos de todo tipo.

Para la  iluminación de  grandes estancias se colocaban sobre plataformas y se colgaban en el techo mediante cadenas. Las plataformas o portalámparas (candelabrum) eran de madera o de  metal .

Los romanos  más acaudalados poseían lámparas con diseños elegantes e imaginativos.

El tronco, a veces  se elevaba sobre una base formada normalmente por tres garras de animales.Sobre el tronco descansaba un pequeño capitel o una figura humana que sostenía el plato sobre el que se  coloca la lámpara.




Fuentes.
Representaciones iconogràfics en lucernas de la región de Murcia. Manuel Amante Sànchez.

Imágenes.
Wikipedia



Comentarios

Entradas populares

Soy Miembro de.

Colaboro con :

Colaboro con :
Arraona Romana

Colaboro con:

Colaboro con:
Cinco Noticias

Revista Histórica.

Revista Histórica.
Pincha aquí para descargar.

Soy Miembro de:

Soy Miembro de:
Blogueros de Historia