Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Las estafas de los mercantes de trigo

  El necio y el bobo fueron víctimas del avivado... Comercio marítimo Apenas el viento empezaba a encrespar las olas del Mar Mediterráneo, el pueblo romano se quejaba de la  demora de los barcos que traían grano de Egipto o de Sicilia. Era una queja frecuente por el cambiante clima de Italia. El mercado marítimo del grano estaba en manos de los Navicularios Colegiados (propietario o capitán de un buque mercante romano). A su lado siempre estaban los especuladores sin escrúpulos que acumulaban capital y créditos hipotecarios que a parte de sus empresas de obra pública se ocupaban del comercio marítimo de grano. La moral y honestidad de los comercios estaba en decadencia debido a la avaricia y ansia de poder, y no se reparaba en medios para conseguir el tan deseado oro. Fresco de la casa de Vetti Los comerciantes marítimos empezaban con crear una falsa Inopia frumenti falta de grano por medio de la retención de las naves y proclamaban la llamada Avara Venditio venta de trigo a precios m

Entradas más recientes

Mulas en el ejército romano

La muerte de Virginia, un ejemplo de inmolación justificada.

Las clientelas de la Roma republicana.

El concubinato

Regalos para enamorar (Munera Amoria)

El cuidado del caballo en la antigua Roma

Colaboro con :

Colaboro con :
Arraona Romana

Colaboro con:

Colaboro con:
Cinco Noticias

Revista DHistórica

Revista DHistórica
Pincha para bajarte todos los números

Revista Histórica.

Revista Histórica.
Pincha aquí para descargar.

Soy miembro de

Soy miembro de
Divulgadores de la Historia

Soy Miembro de:

Soy Miembro de:
Blogueros de Historia