Calzado Romano


calzado romano museo Vindolanda




Desde que el hombre dio sus primeros pasos,una de sus prioridades fue buscar abrigo para los pies.
Las evidencias más antiguas señalan que la historia del zapato comienza aproximadamente desde 10.000a.C.
El  calzado más antiguo que se conoce son un par de sandalias egipcias fabricadas con paja trenzada.

En la antigua sociedad egipcia, solo el faraón y los máximos dignatarios podían llevar calzado.Otros ejemplares hallados datan de la antigua Grecia, en donde solo los hombres libres podían utilizar zapatos. Por otro lado en Roma, los esclavos andaban descalzos y los criminales usaban unos pesados zapatos de madera.

Fue en Grecia donde se comenzaron a adaptar los zapatos para todo tipo de pie y actividad. Los comenzaron a usar los sacerdotes, guerreros, etc. Esta costumbre llegó hasta Roma, donde el significado del calzado evoluciona y se vuelve un símbolo de estatus y amuleto para la buena suerte.



En Roma, era fácil distinguir la clase social de una persona por su vestimenta pero también por su calzado.
Los romanos no solían llevar el pie desnudo, lo contrario suponía pobreza.
Para un  romano a diferencia de los griegos no era  agradable ir descalzos, ni siquiera en casa, a pesar de que en la época más antigua lo hicieron y posteriormente era símbolo de sencillez.

Los ciudadanos pobres, esclavos, y los campesinos sí que solían ir descalzos. No hay prueba de si envolvían sus pies en paja u otras fibras para protegerlos del frío o del terreno.





Gracias a la literatura, la pintura y los relatos de la época hoy podemos saber cómo eran los tipos distintos tipos de calzado utilizados.







Desde el principio, el calzado romano de uso común se caracterizó por fijarse siempre al tobillo, pero dentro de esos rasgos generales hubo una gran variedad de tipos, desde botas y zapatos hasta sandalias de toda clase. La mayoría fueron adaptaciones de los calzados utilizados por etruscos y griegos, aunque los romanos terminaron por apropiárselos y convertirlos en una de sus señas de identidad.








Durante el Imperio la moda de las sandalias griegas se difundió ampliamente; Tiberio, Germánico y Calígula se presentaban en público con sandalias, e incluso aparecían representados con ellas en las esculturas. Algunos de los patricios más elegantes hasta adornaban con joyas las correas de sus sandalias.


Ir descalzo también indicaba prisa, pena, distracción de mente, o cualquier emoción violenta. A los funerales se asistía a veces con los pies descalzos, como describe Suetonio en el funeral de Augusto: “Los más distinguidos del orden ecuestre, descalzos y vistiendo sencillas túnicas, recogieron sus cenizas.” (Suet. Aug. 100). 


Los adeptos a Isis y Cibeles asistían a los cultos también descalzos. En caso de sequía se celebraba una procesión, llamada Nudipedalia, en la que los participantes iban descalzos para pedir a los dioses.

La civilización romana contaba con una gran variedad de distintos tipos de calzado, desde botas y zapatos hasta sandalias de todo tipo, los adornos como perlas o hilos de oro también jugaba un rol importante en las clases altas.




Varias leyes suntuarias normalizaron el uso de determinados zapatos para diferentes ocasiones.




El calzado tanto de hombre como de mujeres era el mismo, se diferenciaban en el color y el grosor de la piel.










El material mayoritariamente utilizado en la confección del calzado era el cuero. Era normal que todo tipo de zapatos, botas y sandalias estuvieran hechas de este material dado su resistencia y practicidad. Como en todas las prendas había diseños dirigidos a la utilidad y diseños dirigidos a la elegancia y a la clase social. No era raro ver mujeres de la nobleza vestidas con sandalias las cuales estaban decoradas con finas perlas y ornamentos de oro.

Había tres tipos principales de calzado de los cuales se desprenden varios subtipos. Los zapatos calceti, las sandalias soleae las botas y una especie de zuecos que eran comúnmente utilizados por la clase trabajadora.


Las sandalias estaban formadas por una suela de cuero recio o esparto, atada al pie de distintas maneras. Según la costumbre su huso se limitaba a la casa y su uso fuera de ella se consideraba de informalidad y perdida estatus.Las sandalias eran el calzado propiamente de trabajo. Trabajadores y soldados las usaban cotidianamente para realizar sus tareas. En la nobleza este calzado era más que nada el calzado para uso en la privacidad del hogar y no era normal ver a alguien con sandalias por las calles.
Los patricios, y ciudadanos de un nivel económico más elevado que la media en general, cuando salían a las calles solían vestir zapatos de cuero. Si éstos iban de visita a casa  de un amigo o anfitrión importante solían llevar un esclavo que cargara sus sandalias al llegar a destino reemplazaban su calzado por las sandalias nuevamente.

Los zapatos eran confeccionados por el calceolarius (zapatero.) Dependiendo la habilidad de este artesano en su trabajo,  la calidad y terminación de la pieza variaba el coste.


Generalmente  se utilizaba una forma que era una pieza de madera con la forma del pie en la cual se iba construyendo el calzado por sobre esta por partes que se unían. Una vez lograda la forma básica, se introducía en una pieza de hierro donde con un cincel y un martillo se iban retocando las partes duras y dando forma o clavando las uniones.




Partes del zapato:

Vincul eran el equivalente a nuestros cordones.
Los corriagiae eran cuerdas utilizadas para sostener el calzado al pie.
La lingula que era el equivalente a nuestras lengüetas.





El calcei: era de piel, cerrado y atado con correas. Parecido a un mocasín, estaba hecho de cuero, cubría todo el pie y la planta y se ataba con tiras de cuero en el tobillo o la pierna .Este calzado lo solía llevar los ciudadanos romanos cuando salían de casa con la toga y también los senadores. Los calcei eran un calzado pesado y no demasiado cómodo, pero su uso era obligatorio, como el de la toga, para todo ciudadano que salía al exterior. Cubría todo el pie encerrándolo en una cobertura de cuero unida a una gruesa suela. Como se usaban primordialmente en terrenos al aíre libre algunas suelas tenían clavos unidos a ella para mejorar la tracción y así facilitar el camino por terrenos resbaladizos.


Calcei senatorii

El calceus senatorius, propio de los senadores, estaba hecho con piel tintada de negro (nigris pellibus). Esto ayudaba a distinguir a los senadores de los demás nobles. La suela era gruesa con tacón (calx) y porque estaba sujeto con cuatro correas que partían de la suela, llegaban hasta la mitad de la tibia y se ataban en el empeine. Si estos poseían una lunula indicaban que el que la usaba era un político importante, quien lo calzaba descendía de alguno de los cien linajes más antiguos de Roma, que integraron el Senado en tiempos de Rómulo.

Calcei patricii

Eran en forma idénticos a los calcei senatori. La diferencia es que estos eran de un color amarronado, zapatos muy llamativos por su color marrón oscuro.



Calcei mulleus

El calceus mulleus estaba reservado a las personalidades más elevadas del Estado romano, en particular al emperador. Eran de color púrpura y recibieron el nombre de mullei en alusión a la tonalidad que adquirían por haber extraído el pigmento de un caracol llamado mulleus

Calceolii
Botas cortas utilizadas por las mujeres. Su uso generalmente se daba cuando la mujer se dirigía a algún territorio silvestre o embarrado.

Calcei repandi

De las primeras versiones de calcei tomadas de los etruscos. Su punta era realzada y ligeramente enroscada.


Caligae Era el zapato utilizado por los trabajadores y esclavos. De diseño resistente y fuerte le daba la utilidad para poder llevar a cabo sus tareas.

Acordonados por vinculus estos podían ser también sujetados con correas. Excepto los oficiales de más alto rango, que para destacar entre sus hombres utilizaron los calcei, todos los soldados calzaron botas de cuero dotadas de anchos y firmes cordones que llegaban hasta los tobillos.
Para otorgar mayor utilidad se agarraba al tobillo apretándose para evitar deslizamientos. Cubría todo el pie y se extendía hasta el tobillo pero había varías aberturas, de hecho la mayoría de estos estaban diseñados en tiras. Las suelas para otorgar mejor tracción tenían casi un centenar de tachuelas de hierro o de cobre; experimentos modernos han demostrado que con este sistema las botas podían aguantar hasta mil kilómetros de marcha.




Caligae Speculatores

Suetonio, por su parte, explica que la guardia pretoriana de los emperadores utilizó una modalidad de bota sin clavos en la suela, mucho más cómodos y silenciosos. Estas sandalias eran especiales de los Speculatori Augusti. La sección élite de la, Guardia Pretoriana.

Caligae muliebres

Era la Versión utilizada por la mujer, mejor adaptada al pie femenino.



Campagus 

Eran los zapatos de las legiones. Su flexibilidad, comodidad y resistencia los hacían un gran aliado al arsenal romano. La Versión imperial, que utilizaba el emperador cuando se encontraba en frente de batalla, estaba adornada con finos hilos de oro y ornamenta.



Baxae 

Sandalia hecha con fibras vegetales.



Crepida 

Sandalia acordonada que cubría gran parte del pie. Utilizada en gran medida por la clase trabajadora.



Carbatina 
Zapatos de pieza simple. Estaban construidos con un único pedazo de cuero y los detalles eran agregados arriba de este. Eran acordonados.


Sclponeae 

Utilizados por pobres y esclavos. Era de madera similar a un zueco.

cothurnus 

Sandalias de plataforma utilizadas por los actores.







Marcial critica a un cónsul por preocuparse más de su calzado que de su vestimenta: “Llevando tú una toga más sucia que el estiércol y, en cambio, llevando tú un calzado más blanco, Cinna, que la nieve recién caída, ¿por qué, inepto, tapas completamente tus pies dejando caer el manto? Recógete, Cinna, la toga: mira, se te echa a perder el calzado.” (Marcial, VII, 33)








Fuentes: 


El calzado y la representación del status en la sociedad romana. Joan Ribes Gallén

http://www nationalgeographic.com.es/articulo/historia/secciones/7066/calzado_los_romanos_bota_sandalia.html

http://www.imperivm.org/articulos/calzado.html

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares

Colaboro con :

Colaboro con :
Arraona Romana

Colaboro con:

Colaboro con:
Cinco Noticias

Revista Histórica.

Revista Histórica.
Pincha aquí para descargar.

Soy miembro de

Soy Miembro de:

Soy Miembro de:
Blogueros de Historia