Entrega de Estandartes ( antigua Roma )



El hecho de  disponer de estandartes tenía un componente táctico a la  vez que sagrado. 


Por ello cuando se castigaba a una unidad, lo primero que se le hacía era ordenar la retirada  de sus estandartes, dando a entender que los poderes públicos e institucionales no la reconocían.

Cuando se formaban nuevas legiones los estandartes se podían entregar al  magistrado que las comandaría.

Él las podía hacer llegar a los portaestandartes para iniciar la movilización de tropas hacia el cuartel, y una vez allí, se podrían presentar formalmente a la tropa. 

Otra opción podría ser hacer llegar al campamento de instrucción los estandartes asignados, para que una vez allí los reclutas pudieran jurar fidelidad a las instituciones y a Roma ante ellos.







Todas las legiones debían crearse bajo los auspicios favorables de los augures o, a partir de Augusto del Prínceps en calidad de” Pontifex Máximus,” una vez elegidos los futuros soldados destacados en el estado físico y anímico, y sometidos a entrenamientos diarios durante cuatro meses o un poco más, se forma la legión  por orden y bajo los auspicios del invencible emperador” (Vegecio, compendio de técnica militar).


Este era también el caso de una legión nueva formada a partir de juntar dos o más que habían perdido gran número de sus componentes.

Con  el otorgamiento de un nuevo número o de otros estandartes se buscaba recuperar, por un lado el ánimo de los soldados y por otro,  también tendrían  una nueva oportunidad de restablecer a los genii campestres. Por  ello se realizaba una nueva ceremonia solemne de fides. Seguramente con la presencia de la enseña propia del comandante como muestra de lealtad de su superior.

Los generales podían disponer de una insignia propia identificativa y simbólica para indicar su presencia.La enseña propia irradiaba una serie de atributos y virtudes hacia los soldados.









Había tres tipos principales de estandarte: el águila (Aquila) era el estandarte de toda la legión en su conjunto, desplazando al lobo, al toro, al jabalí y al caballo, muestras de animales totémicos pertenecientes a una sociedad campesina. Su origen se remonta a cuando las legiones se transformaron en unidades permanentes. En tiempos de César eran de oro y plata y en el imperio de oro. El Aquila nunca se movía de dentro del campamento, a menos que la legión lo abandonara y era custodiado por la primera cohorte. 


Para los romanos era extremadamente gravísimo y vergonzoso que el enemigo capturara el águila. El águila, estaba vinculada desde época muy arcaica a IVPPITER OPTIMO MAXIMO, Dios celeste y soberano protector del pueblo y del ejército romano.

El portaestandarte recibía el grado de “aquiliferi” y estaba encargado no sólo de marchar con el estandarte del águila imperial legionaria durante las largas caminatas, los combates o los desfiles, sino de engalanarlo y perfumarlo los días de fiesta religiosa y castrense. La pérdida del águila en combate suponía el más severo castigo ya que no sólo era una deshonra militar, sino una impiedad religiosa.


Los “aquiliferi” eran legionarios especialmente curtidos, con ciudadanía romana y con bravura y valentía contrastadas.


imago


Los estandartes individuales de cada centuria (signa o signum) de la época republicana se mantuvieron a lo largo del Imperio. Además, la legión llevaba también el  estandarte imperial llamado ímago. Allí donde estuviera la imagen o el símbolo del emperador, su gracia era extendida. Solo existía una ímago por legión. y lo más probable es que fuese con el legado y los otros oficiales. El soldado que lo portaba era el imaginifer. A partir de Augusto, las legiones imperiales comenzaron a adoptar estandartes con el signo zodiacal del emperador que las había creado o del mes que se formaron. Lo mismo ocurre con monedas acuñadas de cada emperador, escudos y otros estandartes.


draco






Bien avanzado el imperio un nuevo estandarte llamado draco  (de origen Dacio) fue adoptado por el ejército. El draco es una cabeza de animal en bronce con las fauces abiertas, a la que se añade un tubo de colores y que al agitarlo producía un ruido sordo .Los portadores de estas enseñas eran, draconarii. Algunos estudios indican que el draco haría un inquietante sonido cuando el viento pasase a través de él. Tanto la infantería como la caballería tenían un draco como uno de sus estandartes.















El Vexilium era un pequeño estandarte en forma de bandera en el cual se inscribía el nombre de la legión o de la unidad que lo portaba, y era utilizado por unidades que prestaban servicio lejos de su legión. Las unidades de caballería llevaban un vexilla. Los soldados eran nombrados vexillarius

restos de vexilium encontrado en Egipto



Durante la batalla el Signifer clavaba el estandarte en el suelo y, en situaciones extremas, los legionarios se situaban a su alrededor y lo defendían con su vida.
En el campamento, los estandartes eran guardados en un santuario especial llamado Principia. 










Fuentes :
Wwwlegionesromanas.com

Las legiones romanas .Espasa Calve.Connolly

curiosidades romanas – J.C. McKeown Imágenes

http://es.slideshare.net/mipasquau/estructura-de-la-legion-romana

Fotos: pinterest



















Comentarios

Entradas populares

Colaboro con :

Colaboro con :
Arraona Romana

Colaboro con:

Colaboro con:
Cinco Noticias

Revista Histórica.

Revista Histórica.
Pincha aquí para descargar.

Soy miembro de

Soy Miembro de:

Soy Miembro de:
Blogueros de Historia