Puente del diablo y Arco honorífico (Martorell)



Entre las localidades catalanas de Martorell y Castellbisbal, sobre el río Llobregat (Rubricatus) en Barcelona, podemos  encontrar el Puente del Diablo en catalán Pont del Diable.

Es un   puente de  origen romano que  formaba   parte de la red viaria  concretamente de la calzada de la Vía Augusta que seguía el mediterráneo desde Roma a Gades. (Cádiz)


Data del siglo I a.C. aproximadamente tiene una longitud de 130 metros contando  con una calzada ancha.
Puente romano según Clopas (1963)

De la época romana se conservan los estribos del puente, hechos con grandes sillares. En el puente aparecen un total de 17 marcas (inscripciones)  de las legiones que trabajaron en él. (legiones X GeminaIV Macedonica y VI Victrix).

Se trataban de legiones que habían intervenido en las Guerras Cántabras y que participaron en la fundación de Caesaraugusta (Zaragoza) y de Barcino (Barcelona) y que además a su cargo se realizaron distintas infraestructuras viarias.






La presencia de una mansio Ad Fines indicaría, además, la existencia de un límite administrativo, dicha mansio seria quizá el origen de la población de Martorell. Hasta el siglo XIV fue el único puente del valle bajo del Llobregat.







Un  Arco Triunfal honorífico en el margen izquierdo, probablemente del siglo II, sirve de entrada al mismo por la orilla izquierda del Llobregat (siguiendo el curso fluvial), parece que señalaría una especie de límite territorial entre Tarraco y Barcino.






Este tipo de construcciones, promovidas bien por la iniciativa pública, bien por voluntad de los propios ciudadanos, se erigieron en los centros monumentales de las ciudades, especialmente en el foro, y en aquellos puntos en que las vías de comunicación cruzaban un curso fluvial o un límite jurisdiccional.

Con un claro valor simbólico los arcos no siempre fueron erigidos para conmemorar una victoria militar y de ahí que, aunque se les conozca genéricamente como arcos de triunfo, los especialistas prefieran el término arco honorífico.


El arco ha sufrido el paso del tiempo, está hecho con un núcleo de hormigón y recubierto de sillares, algunos almohadillados, que tenían 2 pilares de orden corintio en las esquinas con la finalidad de sostener el entablamento (hoy los pilares se encuentran desaparecidos).





El puente fue construido con areniscas rojas procedentes de los afloramientos del “Torrent de les Deveses”, mientras que las areniscas empleadas en el arco honorífico provienen de la cantera de “Can Raimundet”, en Sant Llorenç d’Hortons, donde ha sido localizada una explotación de época romana.

El puente fue destruido por una crecida del río, que se llevó el pilar central, se conoce  una reconstrucción en el año 1143. Posteriormente se reconstruyó como puente gótico con un solo arco, obra iniciada en el 1283 y acabada alrededor del 1295, bajo la dirección de Bernat Sellés, con dos arcos ojivales, el mayor de 21 metros de altura y 43 de ancho, para evitar el efecto de las riadas.

Fue restaurado en el año 1768 por el ingeniero militar Juan Martín Cermeño. Durante la Guerra Civil Española, en enero de 1939 el arco central fue destruido por el Ejército Popular Republicano en retirada, siendo reconstruido en 1963, recuperando la estructura gótica de la reforma de 1283.





Leyenda.

La leyenda cuenta que los habitantes de la localidad de Martorell se encontraban prácticamente incomunicados por una inesperada crecida del río y el tratar  cruzarlo suponía un gran riesgo. Entonces se presentó el diablo asegurándoles que construiría un puente a condición de llevarse con él al primero que lo cruzara. Una anciana del pueblo, astuta, animó a sus conciudadanos a que aceptaran las condiciones que el demonio les pedía.


El diablo se puso a trabajar en el proyecto de su puente infernal. Cuando la obra estuvo terminada la anciana se acercó hasta el puente de manera que parecía que tenía la intención de cruzarlo. Cuando llegó a la entrada del puente abrió un cesto del que sacó un gato negro al que espoleó para que cruzara el puente a la carrera. Entonces la mujer se dirigió al diablo: "Puedes tomarlo, nosotros cumplimos el trato que acordamos, el primero que lo cruzara sería tuyo. ¡Ya has cobrado!"




Fuentes:



http://humanidades.cchs.csic.es/ih/congreso_iberico/53.PDF


Vídeo:

Comentarios

Entradas populares

Colaboro con :

Colaboro con :
Arraona Romana

Colaboro con:

Colaboro con:
Cinco Noticias

Revista Histórica.

Revista Histórica.
Pincha aquí para descargar.

Soy miembro de

Soy Miembro de:

Soy Miembro de:
Blogueros de Historia