Señalización de las calzadas romanas. ( Miliarios)

Miliario de Nerón en la Vía de la Plata en el Municipium Capara

Cuando circulamos por nuestra carreteras, estamos muy acostumbrados a ver diferentes postes kilométricos, hitos, señales de confirmación propia o coincidente, que nos informan de los kilómetros recorridos o de los que nos falta aún para llegar a nuestro destino, algo tan común que solemos pensar que son fruto de la circulación de automóviles, pero existen desde la época de los romanos. Los llamados Miliarios.

Los romanos  construyeron una extensa red de calzadas y caminos en los territorios a los que ponían algunas veces señalizaciones de piedra como miliarios.

Durante siglos y siglos las señalizaciones de los caminos, fueron las mismas, o muy similares, a las que idearon los romanos. Fue a finales del siglo XIX, cuando ya se había inventado el automóvil, cuando comenzaron a instalarse en los caminos señales más o menos parecidas a las actuales.

Las  primitivas señales romanas tenían, forma de piedras cinceladas y pesaban centenares de kilos. Se trataba de enormes columnas  cilíndricas de hasta cuatro metros de altura. 

Solían ser de granito, con una base cúbica o cuadrada y medían entre 2 y 4 m de altura, con un diámetro de 50 a 80 cm,que servían de información en la extensa red de calzadas que atravesaban los caminos del Imperio.

Réplica de un miliario en la Vía Claudia Augustacerca de Unterdiessen(Alemania).


Estos bloques se levantaban en distintos tramos y llevaban inscripciones grabadas directamente e indicaban al viajero las millas a las que se situaba Roma, o las direcciones a seguir y la distancia entre las ciudades que unía la vía donde se erigían.

La inscripción constaba siempre de una serie de partes bien definidas:

El título completo del emperador bajo cuyo mandato se construía o modificaba la calzada.

La distancia hasta Roma o la localidad más importante de la vía.

El gobernador o/y la unidad militar responsable de las obras en la calzada.

La expresión refecit o reparavit si se trataba de una obra de mantenimiento de la vía.

Los miliarios eran indispensables para orientar e informar a quienes transitaban por las rutas, bien a pie, a caballo o en carro.

Los primeros miliarios conocidos datan del período final de la República romana, pero la inmensa mayoría de los conservados fueron realizados bajo el Alto Imperio y, en menor medida, en los siglos III y IV.

Es en la Vía Nova donde más miliarios se han encontrado en todo el imperio.








Miliarios de la localidad de Carcaboso (Cáceres).


El conocido como miliario aureo el (Milliarium Aureum) fue colocado en el Foro, junto al templo de Saturno,  por Augusto en el año 20 a.C. Debió tener 3,45 metros de alto y 1,15 de diámetro la columna.

Estaba construido en bronce, y bañado en oro, con unos tres metros y medio de altura y más de un metro de diámetro.

En  él se indicaba sólo la distancia entre Roma y las principales ciudades del Imperio (según Plinio el Viejo) y todas las distancias entre estas ciudades se medían por referencia a él y es más que probable que la famosa frase “todos los caminos conducen a roma” se acuñase a partir de entonces “omnes viae ducunt Romam” aunque la primera referencia escrita a esta frase no se encontró hasta la Edad Media, en un texto de Alain de Lille en 117.

No se conoce la inscripción grabada en esa columna, tal vez tan sólo el nombre el emperador Augusto o los nombres de las ciudades importantes del Imperio y las distancias como dan por hecho numerosos autores.







Dion Casio recuerda cómo Augusto fue nombrado curator viarum e hizo erigir el milliarium aureum,  coincidiendo con la celebración de su triunfo sobre los Partos:

Dion Casio, 54,8,4

Pero todas estas celebraciones con ocasión de la recuperación de los estandartes fueron ejecutadas más tarde. En el momento del que estamos hablando, fue nombrado procurador de las vías en el entorno de Roma, y con esta autoridad erigió el llamado “miliario de oro”, y designó para mantener estas vías a antiguos pretores con dos lictores cada uno.







Base del Milliarium Aureum








Fuentes:

Señalización romana de las vías en el Noroeste de Hispania. Santiago Ferrer Sierra.

 http://es.antiquitatem.com/todos-los-caminos-conducen-a-roma-vias
Imágenes:

http://almacendeclasicas.blogspot.com.es/2011/08/las-calzadas-romanas-vias-y-miliarios.html

Wikipedia

https://revistadehistoria.es/milliarium-aureum-todos-los-caminos-conducen-roma/

Comentarios

  1. Un artículo hermosísimo y muy bien documentado

    ResponderEliminar
  2. He descubierto hoy tu blog y es muy interesante encontrar artículos que profundizan en lo cotidiano de la historia. Traspasar las fronteras de lo legendario o sensacionalista, que es habitualmente lo que abunda en la red, es promover una cultura útil. Te felicito por eso.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Colaboro con :

Colaboro con :
Arraona Romana

Colaboro con:

Colaboro con:
Cinco Noticias

Revista Histórica.

Revista Histórica.
Pincha aquí para descargar.

Soy miembro de

Soy Miembro de:

Soy Miembro de:
Blogueros de Historia