La conjuración de Catilina.

Cicerón dirigiéndose al Senado (de Cesare Maccari)



Cayo Salustio Crispo redactó 20 años después de los hechos, una de las mayores conjuraciones de la historia.  

La conjuración de Catilina.


Lucio Sergio Catilina procedía de una familia de patricios venida a menos, partidario de Sila inició su carrera siendo cuestor en el 78,edil en el 71 pretor y propretor en África (68 y 67-66).
Catilina se presentó  varias veces por el consulado sin éxito. La única posibilidad de obtener el consulado era a través de medios ilegítimos, la conjuración o la revolución.
En el año 63 a.C. Lucio Sergio Catilina dirigió con el apoyo de algunos jóvenes de la nobleza hacerse con el poder de Roma. Catilina tramó una violenta revuelta, pretendía tomar el Senado por medio de bandas armadas y derrocar a los cónsules matando a todos los senadores que no aceptasen el nuevo orden encabezado por él.

Por ser un patricio popular  que apoyaba a la clase plebeya, llegó a reunir una gran cantidad de dinero y armas. Entre los planes de Catilina estaba asesinar a Cicerón.
Por medio de una red de espías Cicerón  descubrió información reveladora y persuadió a Fulvia  amante de  Quinto Curio, para que traicionara a los conspiradores.
La noche del 18 de octubre Craso y otros senadores se presentaron en casa de Cicerón para  advertirle y entregarle cierta información, aconsejando  que debía huir porque tendría lugar una masacre de hombres importantes.
La masacre anunciada no se produjo lo que dejó a Cicerón en una débil posición. Al día siguiente, Cicerón pronunció ante el Senado uno de sus célebres discursos dirigidos contra Catilina, a quien acusó de ser el instigador de la rebelión.El discurso convenció a los senadores, incluso a los que apoyaban a Catilina.
 “¿Hasta cuándo, Catalina, abusarás de nuestra paciencia?”, fue una pregunta gritada en el plenario del Senado Romano contra su adversario. 

Le incriminó así: 
“¿Hasta cuándo, Catilina, abusarás de nuestra paciencia?

¿Hasta cuándo, Catilina, has de abusar de nuestra paciencia? ¿Cuándo nos veremos libres de tus sediciosos intentos? ¿A qué extremos se arrojará tu desenfrenada audacia? ¿No te arredran ni la guardia nocturna del Palatino, ni la vigilancia diurna en la ciudad, ni la alarma del pueblo, ni el acuerdo de todos los hombres honrados, ni este fortísimo lugar donde el Senado se reúne, ni las frases y semblantes de todos los senadores? ¿No comprendes que tus designios están descubiertos? ¿No ves que tu conjura fracasa por conocerla ya todos? ¿Imaginas que alguno de nosotros ignora lo que has hecho anoche y antes de anoche; donde estuviste, a quienes convocaste y qué resolviste?.
Marco Tulio Cicerón.

Para saber más,pinchar : Fragmentos de los discursos.


Catilina huyó en medio de la sesión y se reunió  con su ejército, acantonado en Etruria. Al huir, se acusó a sí mismo.Los senadores recibieron unos escritos con todo detalle del complot. Con estas pruebas Cicerón pidió el encarcelamiento de todos los cabecillas de la conspiración, que aún se encontraran en  Roma.
Catón pidió al Senado autorización para que los conspiradores apresados fueran condenados a muerte, sin juicio previo. Cosa que se aprobó y fueron ejecutados por estrangulación, en sus propias celdas.
El cónsul Antonio fue el encargado de movilizar las tropas y buscar a los conspiradores.
Se cuenta que los rebeldes presentaron una dura batalla, pero, al final, fueron derrotados por las fuerzas de Roma. En esa misma batalla murió Catilina.

Las narraciones  son de Cicerón y de Salustio, enemigos de Catilina, puede que no sean demasiado objetivas.





Fuentes:

La conjuración de Catilina. Editorial Losada.











Comentarios

Entradas populares

Colaboro con :

Colaboro con :
Arraona Romana

Colaboro con:

Colaboro con:
Cinco Noticias

Revista DHistórica

Revista DHistórica
Pincha para bajarte todos los números

Revista Histórica.

Revista Histórica.
Pincha aquí para descargar.

Soy miembro de

Soy miembro de
Divulgadores de la Historia

Soy Miembro de:

Soy Miembro de:
Blogueros de Historia