El color púrpura


 
La púrpura, es  el tinte rojo símbolo de reyes y emperadores.


Según la leyenda, el Dios Melqart descubrió por casualidad el tinte de color rojo púrpura. Melqart descubrió el púrpura en el morro de su perro, después de haber encontrado un murex.

Fenicia significa “tierra de púrpura” Este tinte fue  fundamental en la historia de los fenicios.

Los generales vestían en los triunfos túnicas de púrpura y oro, mientras que los senadores y cónsules llevaban bandas de color púrpura en los bordes de sus togas.

En el Imperio romano se reguló el uso de la púrpura, solo el emperador podía vestir la mejor púrpura. En el imperio romano de oriente este color sólo podía ser utilizado por la corte imperial, identificándose a un miembro de la familia del emperador como ‘porphyrogentios’, es decir, ‘nacido con la púrpura’.

Este color, es una mezcla de distintas tonalidades de rojo, azul, violeta y negro. 

“una toga teñida en púrpura valía su peso en plata en Colofón”, Teopompo, Siglo IV a. C.,

Algunas crónicas describen el barco real de Cleopatra, con el velamen teñido de púrpura de Tiro. Alarde de suntuosidad. 


Para Plinio el Viejo el color púrpura era:

“el color de la sangre coagulada”, ilumina cada prenda, y comparte con el oro la gloria del triunfo”. 

En su Historia natural Plinio nos da la más detallada descripción de cómo se fabricaba este tinte.



La materia básica, era el líquido opaco que se obtenía de las glándulas mucosas de dos tipos de moluscos: el Murex trunculus y el Murex brandaris. 

El Murex trunculus se usaba para hacer un tipo de púrpura azul conocida  como “azul real”.
El Murex brandaris se usaba para hacer “púrpura de Tiro”.

Para conseguir un litro de púrpura líquida se necesitaban cien mil caracoles.

Por todo el Mediterráneo muchos  pescadores recolectaban Múrex para las factorías y en las inmediaciones de estas se han encontrado auténticas colinas formadas con conchas de los caracoles desechados.

Los caracoles murex se mantenían con vida en grandes estanques llenos de agua de mar, después se  extraía la glándula mucosa.

El líquido se exponía  al sol, se mezclaba con sal, una vez seco el extracto se dejaba reposar durante tres días. Esta masa provocaba un olor apestoso. Luego se aplicaba calor durante 10 días. Se filtraba y se probaba con una fibra de lana.

¿De dónde salen estos precios tan altos para el producto de estos moluscos, que producen un olor tan fétido durante el tintado y un líquido de tono verdoso y feo, parecido al de un mar revuelto? Plinio.




Por el gran hedor que se producía en el proceso, la elaboración del producto se hacía en lugares apartados de las ciudades. La técnica del proceso se hacía con gran secretismo, por lo que se perdió en el olvido el modo de obtención.

Las tonalidades del color púrpura varían en función de las sustancias utilizadas obteniéndose una gama de colores que va desde rojos, violáceos y azules, muy apreciados entre las clases privilegiadas. 

La industria de la púrpura se desarrolló en diferentes talleres por  el  Mediterráneo y el Atlántico.
Las más célebres son en Fenicia especialmente en Tiro. La expansión de las colonias fenicias por el Mediterráneo occidental, desarrolló la actividad en la costa cartaginesa y Mauritania. Otros centros eran en Corinto, Tarento y las islas Canarias.
En Portugal en el cerro da Vila, donde  probable su principal actividad económica estuviera relacionada con la producción de murex para el teñido de las telas de púrpura. 

Según Plinio, después de Tiro, la ciudad de Meninx es la que producía el tono de púrpura más intenso.


Fuentes:

Purpurae vestes: textiles y tintes del Mediterráneo en época romana. Carmen Alfaro Giner

Púrpura imperial de Gillian Bradshaw













Comentarios

Entradas populares

Colaboro con :

Colaboro con :
Arraona Romana

Colaboro con:

Colaboro con:
Cinco Noticias

Revista DHistórica

Revista DHistórica
Pincha para bajarte todos los números

Revista Histórica.

Revista Histórica.
Pincha aquí para descargar.

Soy miembro de

Soy miembro de
Divulgadores de la Historia

Soy Miembro de:

Soy Miembro de:
Blogueros de Historia