El alcance del dominio romano a lo largo del Mar Rojo.




El alcance del dominio romano a lo largo del Mar Rojo.

Durante décadas, se descuidó la arqueología de Arabia Saudita. Gracias a nuevos hallazgos se facilitó  volver a dibujar literalmente el mapa de la región.

El arqueólogo Michael A Speidel publicó un artículo en la revista Journal of Papyrology and Epigraphy (ZPE 163 (2007) 296-306). La versión actual está incluida en su libro Army and Rule in the Roman Empire of the High Imperial Age, una colección de estudios del 2009 disponible en línea en la página del autor en academia.edu.

En el artículo se analizan tres inscripciones latinas publicadas por primera vez en 2004, seguidas de una evaluación de sus implicaciones para nuestra comprensión de la influencia y la política romana en Arabia Felix.

 



La primera inscripción fue descubierta en 2003 en la antigua Hegra en Hedjaz, una ciudad oasis en la Ruta del Incienso. Hoy se conoce como Al-Hijr (Mada'in Salih) y se convirtió en patrimonio mundial de la UNESCO en 2008. Hegra fue la segunda ciudad más importante del reino nabateo. También controlaba otras ciudades oasis, como las cercanas Taima o Dumatha, en la ciudad se  concentraba gran parte del comercio procedente  de Asia. 

El reino nabateo era uno de los estados clientes de Roma a lo largo de su frontera oriental. Cuando el último rey nabateo murió en el 106, Trajano ya había preparado las órdenes para que las tropas imperiales en las provincias vecinas se trasladaran rápidamente y ocuparan su territorio antes de que pudiera organizarse cualquier resistencia. El estado recién anexado se transformó posteriormente en la provincia de Arabia.

Principalmente debido a la lejanía de las ciudades oasis, la mayoría de los eruditos creían que solo la región central urbanizada del antiguo reino al este del Jordán, junto con la península del Sinaí, constituían el territorio de la nueva provincia y que la recién construida Via Nova Traiana de Bostra a Aila, que conectaba una cadena de fuertes, marcaba su frontera oriental.


Via Nova Traiana


De esa manera, se mostraba habitualmente en los mapas del Imperio Romano en las últimas décadas, a pesar de que varias inscripciones de la región insinuaban que este podría no ser el caso.  

Se encontraron pertenencias de soldados romanos en Dumatha (Dumat Al-Jandal), Hegra, Dedan (al-'Ula) u otros lugares y especialmente inscripciones bilingües que registran la participación de un gobernador imperial de Arabia para resolver disputas entre miembros de los Thamudi, y la construcción de un templo dedicado a Lucius Verus y Marcus Aurelius en Ruwwafah.

La nueva inscripción (AE 2004, 1620) se puede fechar en 175-177. Conmemora la reconstrucción de las defensas de Hegra bajo la responsabilidad general del gobernador imperial de Arabia, Julius Firmanus, realizada por Civitas Hegrenorum, apoyada por un destacamento de Legio III Cyrenaica. Ambas partes están representadas por dos de los centuriones de la legión y el primer ciudadano de Hegra, Amrus Haianis. Por lo tanto, prueba que Hegra, y también los territorios nabateos restantes, se habían integrado completamente a la provincia.

Más sorprendente es el hallazgo de dos inscripciones latinas en Farasan, la isla principal del archipiélago del mismo nombre, que se encuentra a más de 1000 km al sur de Berenice, el último puerto controlado por los romanos en Egipto. En el texto latino, el nombre se escribe Ferresan.



islas farasan 


La primera inscripción de Farasan está casi completa, pero algunas partes solo se pueden leer con dificultad debido a la erosión. Actualmente, se citan en la literatura al menos tres lecturas, que difieren principalmente en el nombre del perfecto y la estructura construida. La inscripción data del año 144 d.C. y, al igual que en Hegra, conmemora la finalización de las obras de construcción, esta vez de un fuerte, realizadas por la Legio II Traiana Fortis y auxiliares bajo el mando general de Avitus, prefecto del puerto de Ferresan (Portus Ferresanus) y el mar Herculiano.

El topónimo Pontus Herculis no está atestiguado por lo demás, pero aparentemente se refiere a la parte sur del Mar Rojo que conduce al estrecho de Bab-el-Mandeb, al igual que las Columnas de Hércules marcaron la entrada al Estrecho de Gibraltar.

Aunque hay algunos indicios en fuentes antiguas nadie esperaba encontrar una prefectura y a la Legio II Traina tan al sur, a más de 2000 km de su cuartel general cerca de Alejandría. Los autores de la publicación original de la inscripción dedujeron que las islas Farrasan no formaban parte del Imperio. Esta es una posibilidad, ya que los romanos solían mantener guarniciones en sus estados clientes. Sin embargo, Speidel argumenta convincentemente que, dado que todas las demás prefecturas conocidas con propósitos similares estaban completamente integradas en sus provincias, esta también tiene que serlo.

De la segunda inscripción sólo se encontró un fragmento de tabula ansata con las letras VI FERR - PR RP en dos líneas. El autor los interpreta como Legio VI ferrata y Pro praetore. La Legio VI Ferrata pertenecía a la guarnición inicial de Arabia y fue retirada durante el reinado de Adriano, mientras que per praetore también implica a un gobernador senatorial que se encuentra en Arabia pero no en Egipto, ya que estaba gobernado por un ecuestre.

Si esta lectura es correcta, la inscripción indica que la isla Farrasan ya estaba ocupada por una guarnición romana durante el reinado de Trajano y en ese momento estaba unida a la provincia de Arabia, antes de ser transferida a Egipto en algún momento antes del 144.

En la tercera parte de su artículo, Speidel analiza la evidencia sobre las relaciones entre Roma y el sur de Arabia y cómo puede ayudar a comprender la existencia de la guarnición de Portus Ferresanus, o cómo su interpretación ha cambiado a la luz de esta nueva descubrimiento.

¿Su único propósito era proporcionar una base a 1000 km del Imperio para luchar contra la piratería que amenazaba a los mercantes romanos? Aparentemente estuvo ocupado durante varias décadas y la mera existencia de una prefectura distinta excluye que Portus Ferresanus se estableció  como un área de preparación temporal para una sola campaña. 

Speidel concluye que, tras la anexión de Egipto, Roma intentó hacerse con el control de todas las antiguas posesiones tolemaicas y establecerse como potencia hegemónica en la zona fronteriza, tal como sucedió con el reino nabateo 136 años después. La campaña de Aelius Gallus debe verse en este contexto. El Imperio Romano consideraba que los estados alrededor del Mar Rojo estaban en su esfera de influencia y trató de mantenerlos en una postura pro-romana. Esto requería la capacidad creíble de hacer cumplir la voluntad del Emperador sobre sus "amigos" si fuera necesario, para lo cual la base en Farasan sería muy útil.




Comentarios

Entradas populares

Colaboro con :

Colaboro con :
Arraona Romana

Colaboro con:

Colaboro con:
Cinco Noticias

Colaboro con:

Colaboro con:
Sergio Alejo Gómez

Colaboro con:

Colaboro con:
Lignum en Roma

Revista DHistórica

Revista DHistórica
Pincha para bajarte todos los números

Revista Histórica.

Revista Histórica.
Pincha aquí para descargar.

Soy miembro de

Soy miembro de
Divulgadores de la Historia

Soy Miembro de:

Soy Miembro de:
Blogueros de Historia