Cómo se cubrían la cabeza los romanos

Ilustración que reproduce hombres con cucullus 


Los romanos solían llevar la cabeza descubierta, en  caso de chaparrón se las arreglaban lo mejor posible estirando la toga sobre la cabeza.

También se tapaban con el capuchón de algunas prendas como el cucullus. Aunque en la mayoría de las fuentes señalan que el término cucullus es de origen romano, según Sir William Smith, en su “Dictionary of Greek and Roman Antiquities” publicado en 1890; existen datos que atestiguan que el nombre es galo y ya designaba a esta prenda, antes de que los romanos adoptaran tanto la capucha como el manto unido a esta  el bardocucullus.

El bardocucullus fué utilizado siglos antes por la mayoría de los habitantes de la tribu de los Lingones. Consistía en un manto amplio de lana gruesa y pesada que posibilitaba cubrir desde la cabeza hasta las caderas o todo el cuerpo. Aparece representada en las esculturas primitivas, de campesinos y dioses.

Figuradios romano con bardocucullus


Cuando tenían que pasar muchas horas al sol se ponían una especie de sombrero llamado petasus. No hay constancia de que las mujeres romanas utilizaran sombreros ni pañuelos de cabeza. Para taparse cuando salían, lo hacían con la orilla de la palla como imponía el buen gusto y el propio status social elevado. Las mujeres jóvenes no se cubrían la cabeza.



A pesar de ello había varios tipos de sombrero:

Petasus:sombreo de fieltro redondo con borde ancho y  ala ancha también podía ser de cuero o paja. Era típico de cazadores y caminantes lo utilizaban para protegerse del sol, y para protegerse de las inclemencias del tiempo. Cuando no se llevaba puesto se colgaba con un cordón y caía por la espalda. 



Museo Nacional romano.


Pilleus: propio de gente humilde y trabajadora; era un sombrero cónico de fieltro y de color blanco. Cuando un esclavo  recibía la libertad se le afeitaba la cabeza y portaba sobre esta un pilleus sin teñir los esclavos también lo llevaban en las fiestas Saturnales pudiendo ser en este caso de otros colores.

En las ceremonias sagradas los oficiantes solían cubrirse la cabeza; tanto el sacerdote oficial del culto el flamen o los aurúspices. Todo ritual religioso, especialmente los sacrificios, debían realizarse ‘velato capite', es decir, con la cabeza completamente cubierta.

Museo Nacional arqueológico Florencia



En el Bajo Imperio los soldados que no estaban en el frente y algunos funcionarios civiles, se cubrían la cabeza con un gorro redondo sin ala que se encajaba en la cabeza, pudiendo ser de fieltro o de piel. (pileo o panonio) ya que su procedencia era  de los soldados de infantería de la región de Panonia. Muy utilizado en la época de los emperadores Ilirios. A parte de la protección contra el mal tiempo y algún que otro golpe, los soldados lo llevaban puesto para acostumbrarse a un peso en la cabeza y así luego no les molestaría tanto los yelmos de cuero o de metal.


Mosaico Villa Owner


"Los gorros panónicos de piel que llevan nuestros soldados,fueron inicialmente introducidos con un diseño distinto.Los antiguos obligaban a los hombres a llevarlos siempre para que estuvieran constantemente acostumbrados a llevar la cabeza cubierta y que fueran menos sensibles al peso del casco. "( Vegecio, I,20)




Fuentes :


Jerome Carcopino. La vida cotidiana en Roma en el apogeo del imperio.

William Smith, LLD, William Wayte, G. E. Marindin, (1890). A Dictionary of Greek and Roman Antiquities. Ed. Marindin. Albemarle Street, London. John Murray.


Imágenes:

pinterest, google communs 

http://resourcesforhistory.com/celtic_druids.htm

Comentarios

Entradas populares

Soy Miembro de.

Colaboro con :

Colaboro con :
Arraona Romana

Colaboro con:

Colaboro con:
Cinco Noticias

Revista Histórica.

Revista Histórica.
Pincha aquí para descargar.

Soy Miembro de:

Soy Miembro de:
Blogueros de Historia