Viajar por las calzadas romanas.

Vía Apia


Todos los caminos conducen a Roma.


¿Cómo era viajar por esos caminos?.



Una de las razones que empujaron a la República y luego al Imperio a construir calzadas viae publicae es el desplazamiento de las legiones; los ejércitos deben poder moverse lo más rápido posible, una legión en la marcha tiene 5,000 legionarios, por no mencionar a las mulas, los caballos y los carros remolcados por bueyes.
Se calcula que la velocidad media de una legión era de 3 o 4 km/h aunque a marchas forzadas podría ser más. El promedio diurno era de unas 20 millas romanas (35 km).
El tráfico de las vías era exclusivamente diurno. Si las condiciones climáticas eran favorables se podía avanzar más, pero muchas veces, las condiciones, los incidentes o accidentes reducían el promedio.

El mal tiempo y el estado de las calzadas con lluvia, inundaciones, nieve tenían una repercusión real en la duración del viaje. Muchas veces los viajeros tenían problemas para continuar por causa de lluvias torrenciales,  nieve o deslizamientos de tierra que cortaban las comunicaciones.



Calzada de los Blendios

Las carreteras romanas benefician a todos. Siendo el rol esencial del poder de la red viaria, poder enviar a Roma lo antes posible noticias frescas de los cuatro rincones del Imperio.

Con Augusto se crea una oficina de correos de administración imperial en las vías públicas de mayor importancia. Los Cursus Publicus (mensajeros) llamados tabellari o especuladores, viajaban a una media de 75km/h. al día con un sistema de relevo de cambio de montura.
Se les otorgaba una autorización oficial otorgada por el emperador llamada evectio, o en su caso por el gobernador. También se les otorgaba un salvoconducto que les permitía el uso gratuito de los servicios.

En las calzadas romanas había policía de carretera. Posiblemente legionarios separados de la legión en puntos de tráfico estratégico, o en las principales vías. En otros territorios probablemente fueran soldados auxiliares o guardias locales dependientes de un prefecto.

Las rutas terrestres eran frecuentadas por muchos comerciantes, pero la inseguridad en ciertas carreteras hacia que comerciantes, viajeros o peregrinos preferían viajar en grupos, para poder defenderse en caso de ser atacados por ladrones. Los viajeros ricos se trasladaban con sus esclavos, o ex gladiadores como guardaespaldas.

"el viajero cuyo bolsillo está vacío cantará frente a los ladrones" Juvenal.

No existían las letras de cambio por lo que los comerciantes solían viajar con gran cantidad de dinero. Era tal la inseguridad que los viajeros a caballo circulaban por la izquierda (costumbre conservada por los ingleses) del camino para poder sacar la espada y luchar con mayor facilidad.


Via Augusta


Las calzadas romanas han sobrevivido al Imperio a través del tiempo, ya que sirvieron como una red de carreteras principal más allá del período medieval.


Fuentes:

Ocio y viajes en la antigüedad. Mauro beltrani.
https://arraonaromana.blogspot.com/

 Imágenes: 
 Wikimedia commons.

Comentarios

  1. Si...yo vivia en la Via Appia Nuova a unos metros de la Via Appia Vecchia, para ir a mi trabajo todos los dias pasaba por ahí...Bellissimo...!...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Colaboro con :

Colaboro con :
Arraona Romana

Colaboro con:

Colaboro con:
Cinco Noticias

Revista DHistórica

Revista DHistórica
Pincha para bajarte todos los números

Revista Histórica.

Revista Histórica.
Pincha aquí para descargar.

Soy miembro de

Soy miembro de
Divulgadores de la Historia

Soy Miembro de:

Soy Miembro de:
Blogueros de Historia