Cuando las legiones atravesaban la Selva Negra



Por el blog Viajando de Incognito ( autor invitado)


La selva negra es hoy en día un gran destino turístico. Naturaleza pura, tradiciones, gastronomía, y pueblos como Schiltach y Gengenbach, en el valle del Kinzig, que se encuentran entre los más bonitos de Alemania.

Pero la selva negra no fue siempre un lugar atractivo; lo que hoy la hace tan interesante, fue en su día motivo para no adentrarse en ella. Los romanos conocían esta zona como Abnoba mons, montañas de Abnoba, siendo Abnoba una diosa celta, que los romanos asimilaría como Diana. Era un terreno inhóspito, impracticable para la agricultura y sin recursos minerales conocidos. Por no tener, no tenía ni asentamientos enemigos que conquistar. 




Sin embargo, durante el año de los cuatro emperadores ocurrió un hecho que les hizo plantearse la necesidad de adentrarse en ella. En el año 69 d.C. se produjo en Germania Inferior, cerca de Holanda, la rebelión de los bátavos.

Los bátavos eran una pequeña tribu germánica, con una gran tradición guerrera. Estos proporcionaban una gran cantidad de tropas auxiliares al ejército romano, así como un gran número de integrantes de la guardia personal de élite de Augusto. Los bátavos parecían encontrase bastante cómodos con este acuerdo, por el cuál ellos proporcionaban guerreros a cambio de ser aliados de Roma.

Sin embargo se sucedieron una serie de circunstancias que cambiaron las cosas: líderes bátavos acusados de traición, acuerdos rotos con la tribu, enemistades con las legiones donde servían y, sobre todo, la debilidad de Roma debido a las guerras civiles. Todo esto hizo que los bátavos se rebelaran, y al haber acumulado mucha experiencia en el ejército romano, les hizo salir victoriosos de las primeras batalles, llegando a derrotar a dos legiones romanas.

Por desgracia para los rebeldes, para el año 70 d.C. Vespasiano había conseguido establecerse como emperador y no tenía ningún frente interno abierto. Como la rebelión de los bátavos amenazaba con convertirse en un gran problema para el imperio,  el emperador reunió cinco legiones en Roma, a las que se sumó alguna de Hispania y Britania, así como tropas auxiliares. Con este inmenso ejército, se lograron ganar importantes batallas, y Roma consiguió someter de nuevo esta región.

Pero Roma había entendido que el camino entre Germania Inferior y Roma, que iba a lo largo del Rin por Basel, era demasiado largo. Esto les obligaba a hacer un gran rodeo, cuando realmente se podría acortar si se atravesaba la selva negra.

 



Por ellos los romanos crearon una ruta que pasaba por el valle del Kinzig. Este era un camino relativamente practicable, que atravesaba la selva negra desde Argentoranum, Estrasburgo, hasta Arae Flaviae, Rottweil, una ciudad mandada construir por Vespasiano a las afueras de la selva negra. Entre estas dos ciudades se construyeron abundantes campamentos romanos, Castrum, que aseguraban la protección de la ruta. De muchos de ellos se han encontrado noticias o restos, y alguno estará todavía por descubrir.

Curiosamente, paralelo a este esfuerzo por construir y fortificar esta vía, los romanos iban fundando campamentos al norte de esta zona, como los de Ladenburg, Heidelberg o Baden-Baden. De esta forma, para el año 98, casi toda la región entre Odenwald y el río Neckar estaba dominada por Roma, y la vía a través del valle del Kinzig perdió importancia.

Así, la época en la que legiones romanas circulaban por la selva negra duró menos de treinta años, pero marcó  de alguna manera la región para siempre. Y la carretera que va por el valle del Kinzig es una de las principales rutas que la atraviesan.



 Sobre Viajando de Incognito:

Desde Alemania nos proponen conocer los países que visitan y su historia. Un blog que nos descubre lugares increíbles con información que nos pueda servir de ayuda si pretendemos viajar.   

Podéis seguir a Viajando de Incognito en:





Comentarios

Entradas populares

Colaboro con :

Colaboro con :
Arraona Romana

Colaboro con:

Colaboro con:
Cinco Noticias

Colaboro con:

Colaboro con:
Sergio Alejo Gómez

Colaboro con:

Colaboro con:
Lignum en Roma

Revista DHistórica

Revista DHistórica
Pincha para bajarte todos los números

Revista Histórica.

Revista Histórica.
Pincha aquí para descargar.

Soy miembro de

Soy miembro de
Divulgadores de la Historia

Soy Miembro de:

Soy Miembro de:
Blogueros de Historia