Los puertos romanos del río Guadalquivir (río Baetis )

Guadalquivir según Samuel Champlain S. XVI


Durante la época romana el transporte terrestre era lento y caro. En cambio el transporte marítimo y fluvial, era más rápido y más barato.


En la Antigüedad, muchos ríos como el Iberus (Ebro), el Durius (Duero), el Tagus (Tajo), el Anas (Guadiana), el Minius (Miño), el Limia (Limia), el Callipus (Sados), etc., fueron, en mayor o menor grado, corrientes navegables, tal como lo testimonian Estrabón, Plinio y Apiano.

El Guadalquivir, llamado Baetis por los romanos, es conocido desde muy antiguo como vía fluvial de una rica región. Siendo la principal ruta de comunicaciones entre el océano y los puntos lejanos del interior.

Cada ciudad, cada pueblo ribereño del Guadalquivir tendría un puerto propio e incluso cada fundus y gran propiedad agrícola contaría con un embarcadero para su propio servicio.

Los recursos mineros y suelos fértiles de sus riberas lo hicieron muy atractivo, siendo un río cuya navegabilidad ha sido descrita con gran lujo de detalles en los textos antiguos,( La Chorografia de Pomponio Mela ,Avieno. La Ora marítima,La Geographiká de Estrabón entre otros autores) y por ello, se puede conocer el tráfico fluvial de la Península.

cauce actual del río.

Hoy en día no se puede precisar el curso exacto del río en la época romana, los yacimientos arqueológicos correspondientes a antiguas alfarerías se encuentran sobre viejos cauces claramente perceptibles, lo que  nos pueden dar una idea de cómo era el río Guadalquivir, bastante diferente de como nosotros lo conocemos: era más caudaloso, tenía un cauce más profundo y discurría por lugares por los que hoy no lo hace. Por ello, cabe  la posibilidad de que en tiempos romanos el río fuese navegable más allá de Corduba, hasta los alrededores de Castulo.

Entre Sevilla y Córdoba ninguna ciudad moderna se asienta en las riberas del río. En el cauce antiguo, llamado Río Viejo o Río Madre, es donde se localizan precisamente las villas, las fábricas de ánforas y las cuatro grandes ciudades, Brenes, Tocina, Guadajoz y Palure.

La explotación del valle del Guadalquivir estaba condicionada por el paisaje. La ribera derecha se beneficiaba de las vecinas minas de Sierra Morena. Estaba plagada de embarcaderos de mineral, a los que confluían los numerosos caminos. Las ciudades fueron elevadas por Roma a la categoría de municipios.

En  la ribera izquierda había villas rurales y hornos de cerámicas. Las fuentes antiguas no mencionaban en esta orilla ningún municipio, ningún portus, sin  embargo, ambas riberas estaban relacionadas por la economía, como lo indica en la orilla izquierda del río la presencia de una metalurgia que procedía del margen derecho.

La Administración romana se interesó más por las zonas montañosas con minerales que por la región especialmente agrícola, lo que ocasiona un desequilibrio de los centros urbanos romanos.

No obstante la ribera izquierda desempeñó  también un papel social y económico de primer orden. Hubo  necesidad  de crear sobre ella estaciones portuarias,debido a  la importancia del mercado agrícola.

En la orilla izquierda se conocen una gran cantidad de puertos secundarios relacionados con la economía rural de la región, como lo indican los numerosos fragmentos de ánforas.

.

A estos puertos afluían los caminos de la campiña y en ellos se embarcaban, Guadalquivir abajo, los productos agrícolas, Hispalis era el mercado central de toda esta región.

Estos puertos son: Brenes,  pequeño puerto o embarcadero en las cercanías de Illipa Magna (Alcalá del Río), unía Hispalis y Carmo; Portus Oduciensis o Oducia (Tocina), y Portus Carmonensis.

Alcalá del Río 

Remontando esta misma orilla se documentan numerosas fábricas de ánforas de aceite, como Azanarque, El Alcano, en ellas convergen los caminos rurales. Río arriba, en La Catria, se ha hallado una gran variedad de marcas de ánforas, con diferentes nombres de portus, fabricadas sobre el terreno, que prueban la autonomía de la corporación de ceramistas, en relación con los propietarios rurales.

Todos los centros portuarios citados estaban en relación con Carmo, lo que convierte a este municipio en un lugar importante de mercado.

Astigi (Ecija) sobre el Genil, fue igualmente un importante mercado de la región. Era necesario un puerto, para transbordar las mercancías camino de Hispalis, entre el Guadalquivir y el Genil; Este puerto fue Palma del Río, que era la única ciudad portuaria en la orilla izquierda del Guadalquivir entre Oducia y Corduba; y se convirtió en capital de una región importante por su comercio y riqueza agrícola.

Más arriba aún del Guadalquivir, se encontraban otros puertos, como Mingadas, yTemple.



El río fue la verdadera arteria comercial y de transporte de toda la provincia.

Fuentes:

https://es.slideshare.net/enriquegarciavargas/el-guadalquivir-como-va-comercial-en-la-antigedad

Navegación por el río Guadalquivir, Sevilla 1681-1981Ricardo Francos Santos. Escuela Náutica de San Telmo-Sevilla.

Producción y comercio del aceite en la antigüedad. José María Blázquez.

Historia económica de la Hispania romana. José María Blázquez.

La navegabilidad en el curso alto del Guadalquivir en época romana. Alicia Fornell Muñoz.

 Fotos.

Comentarios

  1. Un trabajo genial, sobre todo me ha ayudado bastante para entender la enorme importancia que tuvo el rio Baetis en la epoca romana.

    Muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para seguir profundizando en el conocimiento de la Bética Romana sugiero las siguientes "webs": "El monte Testaccio: http://ceipac.ub.edu/MOSTRA/e_expo.htm
      Museo: Autoridad Portuaria de Sevilla: http://museo.apsevilla.com/
      Un saludo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Soy Miembro de.

Colaboro con :

Colaboro con :
Arraona Romana

Colaboro con:

Colaboro con:
Cinco Noticias

Revista Histórica.

Revista Histórica.
Pincha aquí para descargar.

Soy Miembro de:

Soy Miembro de:
Blogueros de Historia