El campamento legionario, centro de actividad económica

Escena recreada por el maravilloso lápiz de Angus McBride
 


La instalación permanente de  un cuartel de soldados, modifica radicalmente el paisaje humano, social y económico del lugar de asentamiento. ¿Cuántos alcaldes o diputados se oponen a la salida del regimiento instalado en su municipio...?


La legión, una central de compras

Desde la antigua Roma un cuartel es una gigantesca central de compras y negocios.

La vasta intendencia de una legión no es tarea fácil, alimentar, vestir, armar una legión, renovar su equipamiento resulta complicado y son necesarias enormes sumas de denarios.

La mayoría de los soldados en época imperial, se abastecen gracias a los estipendios que les dan los medios para comprar lo que necesiten.

Los productos alimenticios necesarios son:

Proporcionados a los soldados, mediantes contratos firmados entre el ejército y los negociadores, “intermediarios que siguen los pasos del ejército, o adquirido en los mercados locales. 

Estas compras provocan una circulación monetaria basada en denarios, sestercios, ases, que obliga a las poblaciones locales a manejar la moneda romana.

Las tablillas de Vindolanda, y las inscripciones de Pompeya, dan una idea de los precios.




El campamente se convierte en un centro de actividad económica, representa un gran mercado de artesanos del cuero para las (caligaes), trabajadores de lana y tejidos de todo tipo, (túnicas, paenula, etc), herreros, gran concentración de negociantes, comerciantes.

La economía generada por la legión no se basa en las requisas sino en la circulación monetaria. 

La presencia de una legión también estimula la producción agrícola (trigo, heno), la ganadería (caballos de montar, mulos), induce muchos circuitos comerciales con productos que provienen de la región mediterránea como los aceites y salmueras de la Bética, los vinos…

La instalación de una legión con sus tropas, las compañeras de los soldados, los niños, los libertos, los esclavos, induce el desarrollo de las canabae en las que confluyen artesanos, pequeños comerciantes y negociadores. Un cuartel  podría alcanzar e incluso superar los 20.000 habitantes con enormes necesidades.

Un cuartel de la legión no es solo un simple dispositivo militar destinado únicamente a la conquista, funciona como un centro de compras y trae cierta prosperidad a su campamento. Genera una economía de circulación monetaria y fija en sus canabae comerciantes, mercaderes, artesanos, obreros, campesinos, libertos... todo un mundo en busca de contratos, trabajo, alimentos... y que viven en contacto directo con el ejército. 

Trabajo para corporaciones enteras, la estimulación de la agricultura y la ganadería afectan a todos los campesinos, mejoran la vida ordinaria de los nativos. Se crean circuitos comerciales a todas las escalas, abastecen mercados a donde llegan prácticamente todos los productos presentes en el Imperio. Allí se vende y se compra de todo, desde esclavos hasta copas de vino, desde pollo hasta productos frescos.

Los precios se muestran en monedas romanas. Los sestercios, los ases circulan de mano en mano.





Esos centros también transmitieron el retrato y el nombre de los cesares a través de las monedas, y algunos hechos históricos como esos sestercios de Vespasiano que ponen  " Judea Capta ", ahora Judea es romana. El primer instrumentó de romanización está claro que es la moneda, el dinero tiene efecto de propaganda, de propagación del latín. 

Para comerciar se requieren cuentas, contratos, escrituras y todo ello estaba escrito y se leía en latín. Se registraba y archivaba el beneficio en el archivo de beneficiarios (scripta manent) Se  redactaban informes y actas y la lengua de la administración no era otra que el latín.

Por todo ello y por su relativo bienestar económico, la forma de vida y el estatus social del legionario y de los veteranos ofrecían la imagen del “hombre romano”. Un hombre bien pagado, el oficio de las armas atrae a una elite física e intelectual de las poblaciones locales, se idealiza su forma de vida y se intensifica el reclutamiento de la región acabando todos en romanizarse.

Al parecer el brazo armado de roma, su ingeniera civil y su administración fuero una buena herramienta de romanización. 

Artículos relacionados:


 





Comentarios

Entradas populares

Colaboro con :

Colaboro con :
Arraona Romana

Colaboro con:

Colaboro con:
Cinco Noticias

Colaboro con:

Colaboro con:
Sergio Alejo Gómez

Colaboro con:

Colaboro con:
Lignum en Roma

Revista DHistórica

Revista DHistórica
Pincha para bajarte todos los números

Revista Histórica.

Revista Histórica.
Pincha aquí para descargar.

Soy miembro de

Soy miembro de
Divulgadores de la Historia

Soy Miembro de:

Soy Miembro de:
Blogueros de Historia